Patricia Tapia Galleguillos 1° CAJERA DE SPORTING

LA HISTORIA DE LA PRIMERA CAJERA EN EL VALPARAÍSO SPORTING

Entró a un mundo en el que la mayoría eran hombres. Un gran  desafío para una jovencita que en ese entonces, cuando corría el año 1974,  no imaginaba la larga trayectoria que recorrería con el transcurrir del tiempo en el Valparaíso Sporting.

Han pasado ya 45 años desde ese tímido comienzo y Patricia Tapia retrocede en el tiempo para recordar lo que fueron sus inicios trabajando en la sección de Liquidación primero,  luego como cajera venta (ganador y placé) y luego como cajera apuesta triple ( venta, canje y enganche), solo unos meses después.

“Mis abuelos y mis padres residían  en el Valparaíso Sporting. Se conocieron y posteriormente se casaron, producto de lo cual nací yo y tres hermanos más, José (QEPD) y Gabriel,  funcionarios de Administración y Relatores en el Valparaíso Sporting. Hoy solo queda mi hermana Carmen trabajando acá, quien se desempeña en Administración y cajera en recinto Propietarios”.

“Como vivíamos acá, mi padre era obrero de este lugar y funcionario de apuestas mutuas. Yo bajaba a dejarle su almuerzo. Fue ahí cuando el  Jefe de Apuestas de ese tiempo, Raúl Sierralta L. (QEPD), me ofreció entrar a trabajar. Al principio me dio un poco de temor, pero decidí aceptar el desafío y acá estoy aún. Tengo el orgullo de decir que fui la primera mujer  cajera en el Valparaíso Sporting. Meses después entró otra compañera, Teresa Tillmanns, quien se fue al poco tiempo. De ahí en adelante, paulatinamente, se fueron incorporando más mujeres, hasta ir reemplazando en número a los hombres”.

Patricia recuerda la manera en la que se hacían las apuestas en ese entonces. “Todo era manual.  Un talonario de boletos de papel, correspondía a cada caballo y existía un funcionario que recibía la apuesta, otro que pagaba y otros tomaban la venta a ganador y placé. Además, había otra persona encargada de pagar los boletos atrasados.  En todas las secciones existían muchos funcionarios, pero con la llegada de la tecnología, esto se fue simplificando, y junto con ello también se fue reduciendo el número de ellos”.

Para Patricia, el Valparaíso Sporting es un estilo de vida, un lugar en el que se siente realizada y en el que se desempeña con una entrega y responsabilidad, lo cual le ha valido el reconocimiento de todos.  “Acá conocí a mi marido Ángel Concha L., con quien llevo 42 años de matrimonio y tuve a mis tres hijos, Patricio, Macarena y Gonzalo, que son mis tesoros, junto a Mateo, mi nieto, y Agustina, mi nieta que está por nacer”.

“Pero nada de lo logrado en la Institución hubiese sido posible sin la ayuda en cuanto a mi horario del Jefe de Personal de la época don Manuel Mondaca R.  (QEPD) y del actual encargado de Recursos Humanos, Ernesto Cisternas L. , quienes me facilitaron el poder compatibilizar este trabajo  con mi profesión de profesora de Enseñanza Media Tecnológica, la que ejercí por 38 años en el Instituto Superior de Comercio de Viña y Valparaíso, y de la cual hago uso de mi muy merecido descanso.  Me dieron siempre todas las facilidades para desarrollarme en esta dos áreas, y de ello estoy muy agradecida”.

Estos 45 años han sido para Patricia una linda historia que guarda entre sí hermosos recuerdos de infancia, como hija, madre y, por supuesto, que también como profesional. Un trabajo que lo vive con la misma intensidad de ese primer día cuando se atrevió a vender su primer boleto, y que sin saberlo, se convertiría en el primero de tantos otros que vendrían con los años.  Van nuestros agradecimientos a tanta entrega y compromiso.

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites