Francisco Metuaze

EL ESPÍRITU DE UN CÓNDOR

Pasión, garra, entrega y desafíos son cuatros ejes que hoy mueven la vida de este destacado deportista chileno, integrante de la selección nacional de rugby  Los Cóndores, quienes acaban de conseguir un cuarto lugar en el circuito de Seven disputado en Viña del Mar y Montevideo. 

Su día parte a eso de la 6:30 de la mañana con entrenamiento. De ahí debe correr a la empresa en donde trabaja para luego terminar nuevamente la jornada entrenando. Así es la rutina de un día cualquiera para Francisco Metuaze, seleccionado nacional de rugby Los Cóndores, equipo con el cual acaban de conseguir un cuarto lugar en las dos fechas del World Rugby Seven Challenger Series que se disputaron en Viña del Mar y Uruguay en el mes de febrero.

Su trayectoria como deportista partió siendo muy niño cuando comenzó a jugar por el colegio en donde estudiaba: el St Peter´s School. Perteneció al  Viña Rugby Club, y cuando tenía 15 años, ingresó a Sporting RC para iniciar un proceso de selección más competitivo. A los 18 años participó de dos mundiales juveniles, hasta que en el 2010 tuvo la oportunidad de competir por el Seven. 

“Son 10 años los que llevo compitiendo de manera profesional.  Durante algún tiempo, y debido a que estaba radicado en Santiago, jugué por el Prince of Wales Country Club. Actualmente entreno por la selección de Seven, y cada jueves trato de viajar a Viña a entrenar por el Sporting”.

Francisco relata así sus jornadas deportivas, quedando en evidencia el gran sacrificio que implica entrenar y llevar adelante una vida como profesional. “Por suerte todo mi mundo gira en torno al rugby, el trabajo y los amigos, pero igual es bastante duro combinar ambas cosas. 

Para este deportista la formación que tuvo en el Sporting RC fue clave “Es un club muy integrador, que acoge a todos quienes llegan y eso es un aspecto que sin duda es muy destacable”.

Y en cuanto al nivel que Chile tiene en comparación con los equipos más importantes a nivel mundial, Francisco admite que, si bien falta mucho para estar a la altura de los equipos de las grandes potencias, el desempeño de la selección ha sido destacable. “Competimos con países que poseen un nivel de estructura muy superior a la nuestra, sin embargo, las diferencias son mínimas en los resultados. Seguro falta mucho por avanzar, pero creo que vamos por buen camino.

 “Mi siguiente meta sería lograr una clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio y estar dentro del circuito mundial para el año que viene. Sabemos que las metas son altas, pero creo que no estamos tan alejados”.

Mucha suerte, Francisco en todas esas metas con las que sueñas desde el corazón.

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites