Lesly González

LA RUTINA DE UNA CUARENTENA

Trotar, subir al cerro y estar en contacto con sus seguidores. Así  transcurren los días para la jocketa nacional Lesly González, quien se encuentra sin poder realizar lo que más le gusta, en medio de lo que significa la emergencia sanitaria por Covid -19.

Lleva casi dos semanas sin poder correr. Su última fecha la disputó en el Valparaíso Sporting y sin público. Luego de eso paralizaron todas las actividades hípicas, medidas adoptadas para detener lo que es la expansión del Covid- 19.

Pese a ello, Lesly no se desalienta y está esperanzada en que esto va acabar pronto. Y junto con ello, volver con más fuerza y ganas a las pistas a hacer aquello que más le apasiona.

“Esto ha sido duro, porque paramos de un día para otro con todo. Además, estando en Santiago, ni siquiera puedo moverme a los corrales a ver a los caballos, y eso también se extraña demasiado. Yo además de correr, paso mucho tiempo con ellos después de las carreras. La conexión que se genera es muy fuerte y con la emergencia, ni siquiera puedo ir a visitarlos”, reflexiona la jocketa.

Lesly comenta que venía con un ritmo de trabajo muy fuerte en estos 3 años que lleva como jocketa, sin descanso, ni vacaciones. “Dentro de todo esto me ha servido de descanso. Y para no estar totalmente detenida, troto, subo el cerro y estoy en contacto con mis seguidores a través de las redes sociales. Ver que para ellos también ha sido duro no poder disfrutar de esta actividad, también entristece. Por eso ojalá todo esto pare pronto para que la hípica vuelva a activarse, ya que una gran parte de esta actividad se construye a partir de las mismas personas que asisten a  los hipódromos”.

La jocketa nacional venía realizando un excelente desempeño, De hecho recibió hace un par de meses el premio a las 60 carreras, hito que la llena de orgullo. Pero ella asegura que quiere ir por más y alcanzar lo antes posible las 100 carreras.  “Y por qué no, llegar algún día a estar en un Derby y poder ganarlo. Por ahora estoy enfocada en hacer una buena carrera en mi país y después quizás ir al extranjero a probar nuevos desafíos”.

“Dentro de mis logros, es muy importante mencionar las oportunidades que me han dado los preparadores que han confiado en mí y, por supuesto, al Valparaíso Sporting que también me ha entregado grandes oportunidades. Para mí la hípica es mi vida, lo que me encanta hacer y es mi pasión, aspectos que comparten todos quienes vibran con esta actividad”.

“Por eso esperamos volver pronto a las pistas para que la hípica vuelva a brillar por lo que es, junto a su público, sus jinetes, preparadores y cuidadores; en fin, todos lo que hacen posible que esta actividad le dé vida a los hipódromos”.

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites